Erich Mendelsohn y Edward Weston – Extraña pareja

A la espera de que mis compañeros de generación se animen a contarnos qué hacen y cómo les va, me voy a lanzar con una serie de entradas (de momento 2), quizás un poco surrealistas, en donde cruzo artistas de manera intuitiva, nada científica y mucho menos rigurosa.

Porque estoy un poco cansada de tanto cajón. La historia en general, y la del arte en particular, se escribe y se estudia en cajones. Todo bien parcelado y clasificado, como si el mundo y la historia fueran un lugar infinito en donde las conexiones entre humanos y creadores no hubiera fluido hasta que ha existido esto que llamamos internet.

(Reflexión:  tanta información de la que disponemos actualmente hace que todo esté más difuso. Hubo otras épocas que el conocimiento era tan apreciado como cualquier otro bien escaso y esto hacía que circulara con mayor precisión. Quiero decir que a veces avanzamos más de punta en punta, que quedarse abrumado por la dimensión del primer iceberg que te encuentras)

Me pierdo, perdón.

Esta entrada va sobre la conexión espontánea y natural que he tenido al descubrir el trabajo sobre conchas del fotógrafo Edward Weston  y la Torre Eistein del arquitecto Erich Mendelsohn.

Dicen que el mismísimo Albert Eistein  en la inauguración del famoso observatorio de Potsdam en 1924  exclamó: “Orgánico”.

No sabemos realmente si esta frase la dijo en ese momento, o 3 años antes, cuando Mendelsohn terminó la construcción, el mismo año que su colega recibía el premio Nobel de la Física, aunque no por su teoría de la Relatividad, que era un poco controvertida. El caso es que me apuesto algo a que, tanto Eistein como Mendelsohn y su torre, salieron en algunos periódicos y revistas americanas entre 1921 y 1925.

Un fotógrafo, en aquella época, debía sentirse bastante cercano a físicos y científicos, por lo que podemos suponer que Edward Weston seguía con cierto interés las teorías de Albert y seguramente tuvo conocimiento de la existencia de la Torre de Mendelsohn.

Realmente no importa nada, si Edward conocía el trabajo de Mendelsohn o al revés, quizás ni fueran conscientes de las distintas inspiraciones mutuas y transversales. A veces, es simplemente espontáneo y simultaneo que dos personas, en dos puntos inconexos del globo terráqueo trabajen en las mismas inquietudes.

Lo maravilloso es este hecho.

Shell . 1927 . Edward Weston (24 de marzo de 1886 – 1 de enero de 1958)
Einsteinturm . 1924 . Erich Mendelsohn ( 21 de marzo de 1887 – 15 de septiembre de 1953)

Quién sabe si años después, un consagrado y veterano Arquitecto, llamado Frank Lloyd Wright (8 de junio de 1867 – 9 de abril de 1959)  no hizo, en su última obra construida, su particular homenaje a nuestra “extraña pareja” de hoy.

 

Referencias:

http://www.tfaoi.com/aa/1aa/1aa503.htm

http://unaimagendistinta2.blogspot.com.es/2012/06/edward-weston-nautilus1927.html

https://en.wikipedia.org/wiki/De_La_Warr_Pavilion

<a href="http://wp.me/pgGDG-4SV">Erich Mendelsohn, Red Banner Textile Factory in Leningrad (1926)</a>

https://erikatamauratorres.wordpress.com/2010/07/28/youtubeplay/

https://es.wikipedia.org/wiki/Erich_Mendelsohn

https://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Einstein

https://es.wikipedia.org/wiki/Edward_Weston

https://en.wikipedia.org/wiki/Solomon_R._Guggenheim_Museum

https://es.wikipedia.org/wiki/Frank_Lloyd_Wright

http://www.gaeaphoto.com/blog/edward-weston-1886-1958-shell-1927-cabbage-leaf-1931/

El gran maestro de la fotografía americana: Edward Weston

 

 

¡Comparte!

1 opinión en “Erich Mendelsohn y Edward Weston – Extraña pareja”

  1. Al trantrán: La geometría, la medida de la tierra etimológicamente hablando, constituye un complejísimo proceso intelectual al que nos hemos acostumbrado, y damos por hecho a veces inadvertidamente, que sustancialmente, creo, puede dividirse en dos grandes categorías: geometría orgánica y geometría abstracta.
    La geometría orgánica tiene su raíz en la mímesis, en la copia de las formas naturales. Sería la geometría orgánica la primera en surgir mediante la observación y copia de las formas naturales, una primera intuición que nos acerca al mundo y a sus formas en un afán por comprenderlas al reproducirlas y fundamentalmente asociada a la naturaleza y lo tangible de sus formas… seguir leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *