Arquiblog, bienvenido

¿Qué es Arquiblog?

Hace tiempo que tenía comprado el dominio de arquiblog (5 o 6 años??). Hace tiempo que tenía comprado el servidor. Nunca encontraba el momento.

Hoy, que quizás me encuentre más lejos de la Arquitectura que nunca, lo lanzo y lo lanzo como plataforma libre.

La idea es que sea un blog de OPINIÓN. No pretende ser ni un sitio para informarse, ni estar en el top de las visitas. Es un sitio para contar aquello que nos de la gana.

Dos condiciones para escribir en este blog:

  • haber nacido entre 1973 y 1978
  • haber estudiado Arquitectura en España.

¿Y por qué?

Porque considero  importante DOCUMENTAR la generación basura de la arquitectura: hijos del boom de la natalidad, que salimos en tropel a comernos el mundo y nos explotó la burbuja en la cara. 

2008 ¡Formación y talento a la basura!

Las generaciones anteriores de arquitectos, aquellos que nos formaron, estaban espantados con la “crisis”, llorando sus propias penas porque sus negocios se desmontaba. Culpables y cómplices de la bacanal de ladrillo y comisiones que embriagaba al país.

Todo el mundo miró para atrás, a los todavía estudiantes en ese momento: “pobres jóvenes que están formándose para una profesión que no tiene futuro“. Yo digo, esa generación salía sabiendo qué se iba a encontrar y con capacidad de maniobra. Tampoco ha sido fácil para ellos, pero por lo menos ya sabían a dónde salían.

El verdadero drama (y de esto va el blog, el que no lo comparta, si cumple las condiciones, por favor, colabora y escribe!) estaba en los que en aquel momento teníamos alrededor de los 35 años. Con edad para formar familias y asentarse. Que habíamos sido durante años delineantes falsos autónomos, mal pagados y sin derechos, ni vacaciones, ni paro.  Y veíamos como ahora, que nos tocaba echar un pie hacia delante, se habían comido toda la tarta. No sólo eso, nos  habían  dejado sin harina, ni existencias de grano a todo un país.

¿Dónde está ese talento?

Hubo muchos valientes que emigraron, pero no para formarse con idea de volver, como se hacía en tiempos mejores, emigraban en el sentido más duro, para buscarse la vida.

Otros compañeros, amantes de la arquitectura en toda su extensión, pronto buscaron la salida en la enseñanza, arquitectos profesores, con el mayor número de escuelas de arquitectura de la historia de este país en marcha, nuestra generación ha sido muy didáctica,  lo cual estoy segura que está haciendo mucho bien al futuro de la profesión. Endiosados y divinos, que parecían ir levitando por obras parecen ser fantasmas del pasado, afortunadamente.

También conozco y os tengo cerca, de los que han persistido con la Arquitectura, una gran generación de arquitectos científicos, genero extinguido allá por los 80.

Arquitectos funcionarios es otro género anteriormente denostado, que afortunadamente ha dado salida a esta generación, a ver si desde dentro del sistema se trabaja para evitar las barbaridades del pasado.

Y tantos otros, arquitectos cooperantes, arquitectos diseñadores, arquitectos fotógrafos, arquitectos artistas, arquitectos ilustradores, arquitectos músicos… (releyendo este párrafo estaría mucho mejor del revés: cooperantes arquitectos, diseñadores arquitectos… )

¿Y las mujeres arquitectas?

Todo esto y además parir y ser madres. Porque ya esta bien del feminismo de nuestras antecesoras (lo hicisteis muy bien, gracias). Ahora toca revindicar que somos distintas y queremos igualdad, de decisión, de oportunidades, de sueldos. Y no queremos ser iguales a los hombres, gracias. Y entonces somos muchas mujeres arquitectas que en estos años de crisis, hemos “aprovechado” para parir  y criar, con amor y dedicación porque queremos, sí, y también empujadas. La sociedad nos ha empujado hacia un lado del mercado laboral porque sobra tanta gente y arquitectos muchos más. Quiero sí, pero no es una decisión en libertad y mucho menos en igualdad con los hombres. (Hombre arquitecto “desplazado” a la crianza también se da, aunque no en igualdad. En la endogamia arquitectónica generalizada, rara es la pareja que resisten los dos ejerciendo la profesión)

Y después de casi 10 años desde que los Lehman brothers lo petaran todo…

(Pobrecitos nuestros responsables aquí, que tuvieran que sufrir con la crisis financiera americana, con lo bien que se estaban haciendo aquí las cosas, pagando 1,5 millones por maquetas fantasmas, abriendo aeropuertos fantasmas, ciudades fantasmas y maletines muy reales arriba y abajo para la grutel, malaya, guateque, palma arena…)

 

¿Cómo vamos?

¿Qué pasa con la arquitectura en España? ¿Cómo vamos aquellos que estudiábamos arquitectura en el momento que el gobierno de Aznar gestó su ya famosa ley del suelo de 1998?

El subtítulo de este blog podría ser: 1973-1978 La generación basura. “España, ese país con más escuelas de Arquitectura que de Albañilería”.

Compañeras, compañeros, desconocidos y amigos, estáis todos invitados a expresaros, porque de la dificultad se hizo el ingenio, estoy segura que estos años esconde la generación más brillante de este país.

¿Os resulta aberrante mi reflexión? ¿Ya te sonaba?

Ahora escribid y contad, generación basura, qué pensáis y en qué andáis liados, sois bienvenidos.

Bienvenidos a ARQUIBLOG.

Consulta aquí las condiciones para colaborar.

Firma
Elena González Torres

¡Comparte!

2 opiniones en “Arquiblog, bienvenido”

  1. Bueno, yo no soy arquitecto pero también pertenezco a esta “generación basura”. En el caso de otrastitulaciónes, como la mía, relacionadas con el ámbito de la construción, y todavía me cuestiono si alguna no lo está, la caída ha sido similar. Pero hoy tengo una buena noticia, no hemos tocado fondo, los que han venido detrás nos han “superado” y lo que parecía una crisis es una forma de vida. Los pocos que se atreven a estudiar lo hacen mirando hacia fuera, así que nosotros esa generación que pasó estudiando ingles en la EGB y en el BUP para no saber a día de hoy decir ni una palabra, nos vamos a quedar el país enterito para nosotros.

    1. Estoy totalmente de acuerdo que no es una “crisis” y sí un cambio de vida. Y es muy duro para los siguientes, sí, les dejo fuera porque precisamente ellos ya vienen con el cambio hecho. Otras profesiones se diferencian de arquitectura en una cuestión de salida al mercado laboral. La misma generación del boom en otras formaciones relacionadas con la construcción salieron al mercado laboral de media al menos de 2 a 4 años antes, lo que haría que tendríamos que mover la horquilla de nacimiento un poquito hacía delante. (75-80)
      Ayer me comentaban que los nacidos de cinco a diez años antes también se han dado de bruces contra un cambio brutal de realidad laboral. (65-70)
      La horquilla podría ser más amplia, seguro. La justificación para acotar es que la documentación sea más sencilla y más representativa, es decir, conseguir el mayor número de testimonios muy próximos entre sí por momento histórico.
      Creo que en otro momento haré otro post explicando exactamente por qué 73-78, hay muchos razones que apuntan a estas fechas.
      ¡¡¡Gracias por tu comentario!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *