Arquitectura para las personas, un reflexión sobre la profesión.

Cuando uno tiene que decidir qué estudiar, eres joven y con un gran vacío de conocimiento por llenar. Mi vocación siempre fue ayudar, siempre intentar construir un mundo mejor.

Construir un mundo mejor, arquitectura para el planeta.

La arquitectura es una lucha constante entre hombre y naturaleza, la lucha para poseerla. El primer acto de la arquitectura es poner una piedra en el suelo. Ese acto transforma una condición de la naturaleza en una condición de la cultura; es una acto sagrado

Mario Botta

En un momento, durante mis estudios, fui consciente de esa condición de lucha contra la naturaleza que sacraliza Botta. En medio de un debate en clase, asumí con horror por primera vez que cualquier acto de construcción iba en contra de la naturaleza, por lo que el profesor indignado con mi angustia expresada públicamente me llamó “ecologista trasnochada”. Hoy ese profesor es un abanderado de la “arquitectura sostenible” cuando no parecía compartir conmigo ni un atisbo de mi preocupación.

No creo en la “sostenibilidad” como objetivo, es algo que debe estar asumido en cualquier acto del ser humano.
Es como el concepto “movilidad” como paradigma de los desplazamientos.
Sigo sintiéndome más cómoda en la ecología que asumir que vamos a seguir destruyendo el planeta, eso sí, tomando conciencia para que la situación se sostenga durante más tiempo y así retrasar, por nuestro propio interés, el momento de la destrucción final.

Y estar más próxima a la ecología me hace seguir pensando que construir está muy lejos de salvaguardar la naturaleza. Aceptarlo no hace de la “sostenibilidad” mi bandera como si fuéramos ahora héroes que pueden ayudar en algo al mundo, “salva patrias”, me encanta esta palabra, estamos en la era de los “salva patrias”, creo que Nostradamus nos clasifica en la era de los profetas, pero eso es otra historia… Me siento más cerca de esta frase del arquitecto holandés Hertzberger, que seguro que no fue el primero en enunciarla, ni será el último, me parece más realista y honesta:

Si crees que no puedes hacer al mundo un mejor lugar con tu trabajo, al menos asegúrate que no lo haces peor

Herman Hertzberger.

Construir un mundo mejor, Arquitectura para la humanidad.

Los arquitectos aquí tienen mucho que decir y son muchos compañeros que hacen un trabajo admirable. Desde aquí, mis más sinceros respetos a todos los compañeros que se dedican a temas de cooperación y desarrollo.
Quizás la salida profesional más bonita para un arquitecto en estos tiempos, sin renunciar a la profesión.

La arquitectura es la voluntad de una época traducida en espacio

Ludwig Mies van der Rohe.

En está época somos muchos los que tenemos la voluntad de un mundo mejor, más justo, más igualitario, sin fronteras y con el hambre erradicado.
Ojalá fuera indiscutiblemente “la voluntad de nuestra época”, la de todos.

Construir un mundo mejor, arquitectura para las personas.

El diálogo entre cliente y arquitecto es tan íntimo como cualquier otra conversación que puedas tener, porque cuando hablas sobre construir una casa, hablas sobre sueños.

Robert A. M. Stern

Ayudar a las personas. Ponerse con total humildad al servicio de las personas y conseguir que las personas consigan ser más felices, gracias a tu trabajo, a tus conocimientos y para mi, lo más importante, a tu forma de solucionar problemas compartiendo el proceso creativo, haciendo partícipe al cliente de tu pensamiento de diseño. Esto sin duda, ayuda a tu entorno más inmediato y facilita que el mundo sea un sitio mejor. Parece un objetivo modesto frente a las grandes aspiraciones de “hacer un mundo mejor”. Si todos nos ayudamos y pensamos antes en el otro que en nosotros mismos, el mundo sin duda, y lo sabemos todos, sería un sitio mejor, mejor para todos, por lo tanto también para mi misma, reflexión fácil de compartir, hay que ponerse a ello.

 

Frases de arquitectos extraídas de:
http://www.lifeder.com/frases-de-arquitectura/

Firma
Elena González Torres

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *